Vellón de poliéster, derribando mitos parte 2

Qué tal Tejedores amantes de lana!, hoy vamos por la segunda parte de “derribando mitos laneros” con la frase que he escuchado ya varias veces

Compré vellón de poliéster

OH VAAAAYA!! ESTO ES MÁS GRAVE DE LO QUE PENSÉ!! Aquí están mezclando todo!! Jajaja

Para poder aclarar frases como ésta, es necesario explicar qué es el Vellón, porque he escuchado también que este término lo confunden con el tipo de hilado.

El vellón es la lana que proviene de la espalda de la oveja. Para que ustedes sepan, hay muchos factores que influyen en la calidad (y por lo tanto en el precio) de la lana.

Por un lado, de qué parte del cuerpo del animal proviene. Si es de la espalda, se llama vellón. Si viene de la barriga, patas, cabeza, pecho, se llama pedacería. Muchos dirán, “qué tanto si es lana igual”. Efectivamente es lana igual, pero la calidad es totalmente distinta.

En la guata y en las extremidades de los animales, la lana es más corta y además, como ellos se echan, esta lana es más sucia, tiene más tierra, pastos y “excrementos” del animal jaja. Esta lana de “pedacería” incluye también la esquila del cuello y cabeza de la oveja, por lo que incluye las pestañas (no es maltrato, las pestañas de las ovejas crecen muchísimo). El problema con ello es que son pelitos muy duros, que cuesta mucho para que salgan y al entrar en contacto con la piel, pinchan demasiado!! Por el contrario, la lana que viene de la espalda, es decir, el vellón, es mucho más larga, y como no está en contacto con el suelo ni con otras cosas, es una lana muy limpia.

El largo sí importa

El tema del largo de la fibra es muy importante a la hora de comprar lana, ya que mientras más larga,

es más cara. ¿Cuál es la gracia de que una fibra sea larga? Que, al hacer un hilo a partir de lana larga, las fibras quedarán muchísimo más amarradas que si se trataran de fibras cortas, por lo que el tejido será muchísimo más firme, resistente y duradero.

Para que sepan ustedes, existen muchos largos de fibras de lana, pero esto que les voy a mostrar ahora, los dejará PLOP! Aunque no lo crean, para hacer hilos usan PELUSAS de lana. Es la que sacan del rasada de los gamulanes. Sí, queridas amigas, eso que las fábricas botan, ese desperdicio, lo mezclan con acrílico largo para poder amarrarlo y lo venden como hilado de lana. También usan otros desperdicios de fábricas laneras como el “blousse” y “noil”, que son pelusitas muy sucias de lana que van quedando botadas luego del proceso del peinado o cardado de la lana (también se le llama “barrido de carda”). Aquí pueden ver la diferencia entre los largos:

Ya teniendo claro qué es en verdad es vellón, podemos citar el primer punto de nuestro Blog: La lana es

natural, no existe la lana acrílica. Por lo tanto decir “vellón de poliéster” no es correcto porque no existe!… el vellón es de oveja! Es natural!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *